Discurso Guillermo Fernández Cuevas, Presidente AFUMUVI Aniversario Nº75 *

070_guillermofernandezEn primer lugar y en representación del directorio que presido, saludar cordial y fraternalmente a cada uno de ustedes, en especial a las autoridades e invitados especiales, a nuestros hijos que emprenden el maravilloso ciclo de la enseñanza superior.  Por cierto, a aquellos compañeros de labores que también emprenden este camino de superación y esfuerzo y por qué no, a aquel o aquella  socia que será distinguida con el premio Juan Carvajal.

Decirles que nos sentimos halagados y reconocidos por asistir, por  estar compartiendo con nosotros este significativo momento de encuentro.

En un somero recuento de nuestro transitar desde nuestro aniversario anterior, destacar con claridad que AFUMUVI, que las asociaciones de base de los trabajadores municipales del país, crecieron exponencialmente, en trabajo, en unidad, en reafirmar su misión, en empoderar a los trabajadores con sus respectivas organizaciones, en situarse, en cumplir el importante  rol que les corresponde como organizaciones de trabajadores.

Tal vez la historia del movimiento sindical municipal señale que el año 2013 fue el año que permitió instalar, reivindicar el  por qué, cual es el verdadero sentido de las organizaciones de los trabajadores municipales, despertar  esa conciencia de clase adormecida por una sociedad individualista que nos orienta permanentemente a una necesidad insaciable de consumo, las más de las veces superfluo, desdibujando los valores propios  de las personas  en tanto seres sociables y comunitarios, sin duda para las organizaciones  ha sido una tarea titánica.

Por cierto sin estar ajenos a esta  realidad, es oportuno expresar nuestro beneplácito, nuestro  orgullo de pertenecer a esta institución que a sus 75 años continua forjando una rica historia de aportes, logros, conquistas en el concierto local y nacional; orgulloso, por cuanto con y junto a ustedes estimadas socias y socios  hemos continuado por esa senda que demarcaron nuestros antecesores a partir del 12 de abril de 1939, ese sello, esa impronta hemos procurado  mantenerla, afianzarla  permanentemente.

Imbuidos de  esa responsabilidad,  desde principios  de 2013, AFUMUVI junto a las otras dos asociaciones del municipio emprendió una gran cantidad de acciones  para neutralizar, contener tal vez la amenaza más grande  de los últimos años, no por su originalidad precisamente; si no que, por lo sibilina, por lo artera, por la forma de ser presentada.

Como Uds. recordarán bajo un proyecto de ley de modernización de los municipios presentado entre gallos y media noche, se pretendía  cambiar las actuales condiciones de empleo que tenemos los municipales, nuestra estabilidad laboral  sería cambiada por empleos precarios, transitorios, de plazo fijo y al arbitrio de las autoridades locales de turno.

Proyecto  que además no contemplaba  inversión ni compensación a los actuales recursos humanos de los municipios, es decir, para nosotros nada.

Amenaza cierta porque además  las organizaciones de trabajadores del país se encontraban adormecidas, distraídas con el señuelo de los incentivos al retiro, por tanto no dimensionaron en su justa medida las consecuencias lesivas de esta iniciativa impulsada por el gobierno anterior.

En viña, iniciamos la larga lucha de hacer conciencia local, regional y nacional sobre ésta aparente inofensivo proyecto de ley. Desplegamos nuestros mejores esfuerzos, con los trabajadores, con los parlamentarios, en la calle, en fin. Lo logramos, con y junto a ustedes, con perseverancia, unidad, decisión y convicción.

Sin querer pecar de presumidos, recordar además que de voz de un dirigente de Viña del Mar en asamblea nacional del 11 de octubre de 2013 se voceó “solo hemos logrado  el 50% de la agenda salarial acordada con el gobierno, debemos ir por el otro 50%. en dicha oportunidad se acordó el paro nacional  de octubre pasado, como medida de presión para lograr nuestras justas demandas.

Ahora bien, sin contar con los resultados de las mesas negociadoras que quedaron pendientes, debemos reconocer con toda claridad, que los resultados obtenidos en el mejoramiento de nuestras remuneraciones durante el gobierno anterior, gracias a la lucha y compromiso de cada uno de nosotros ha sido cuantitativamente el mejor desde el año 1980 a la fecha. La brecha remuneracional con los trabajadores del sector público centralizado se reduce a restablecer el derecho a las asignaciones profesional, técnicas y de responsabilidad.

Ello no quiere decir que no debamos seguir ocupándonos, luchando, demandando; los municipios, los trabajadores precisan, con urgencia una readecuación de sus plantas una readecuación o modernización que por cierto tienda a poner término a los empleos precarios y a la contratación indiscriminada de adherentes u operadores de los gobiernos locales de turno. Discusión que sin duda se dará con el nuevo gobierno, por tanto debemos estar atentos y preparados.

Por todos es sabido que también tuvimos dificultades locales en nuestras remuneraciones, producto de instrucciones o dictámenes de la contraloría general, a nuestro juicio arbitrarios e ilegales.

Pero tal como ayer lo hicieron nuestros antecesores,  estamos ciertos que más temprano que tarde lograremos derechos, no solo para nosotros si no que para todos los municipales del país, ya dimos un paso importante en la corte suprema.  El resultado  definitivo ya llegará.

A partir del próximo lunes daremos otro paso, tendientes a  restablecer derechos de nuestros compañeros que laboran en los juzgados, tenemos que tener fe en que también lo lograremos.

Hace ya bastantes años un ex alcalde hoy diputado de la república, otorgó a los trabajadores municipales de Viña del Mar un bono por cumplimiento de metas previamente acordadas con los representantes de los trabajadores y el concejo…, fue una de las causales para ser acusado de notable abandono de funciones.

Siempre me cuestiono si los trabajadores defendimos adecuadamente esa noble causa. Hoy tenemos ley, bonificación por programas de mejoramiento de la gestión en todos los municipios del país.

Seguramente se están preguntando a título de qué toca este tema, ¿estará güateando el presidente?… no compañeras y compañeros estoy cojo eso sí…., pero vivo el ojo.

Por cierto es historia un recuerdo y un permanente reconocimiento a don Rodrigo González Torres, por eso espero se escuche fuerte y claro…
Ningún Alcalde de Viña del Mar ha atentado o buscado forma de disminuir nuestros ingresos, por el contrario siempre han procurado mejorar nuestras remuneraciones buscando sortear las limitaciones legales;  y la señora Alcaldesa no ha sido la excepción por el contrario. ¡No es cierto que la Alcaldesa o su equipo asesor hayan establecido un plan de restricción de nuestras remuneraciones!.  En todas las reuniones que hemos sostenido los dirigentes sobre esta materia se nos ha reiterado la voluntad Alcaldicia de mantener nuestros derechos y de buscar formulas adecuadas para que esto permanezca en el tiempo; decir lo contrario simplemente es mala leche.

Por ello, invito a todos a no hacerse cargo de informaciones incompletas, sesgadas o infundadas; del mismo modo, hago un llamado a la tranquilidad a confiar y respaldar las acciones de los dirigentes, las tres asociaciones están trabajando sobre estas materias; por sobre todo llamar a la unidad y cohesión que logramos el año pasado, única forma de lograr nuestros justos propósitos.

Gracias y feliz Aniversario.

Guillermo Fernández Cuevas, Presidente AFUMUVI

Ingresar comentario