“Las desigualdades de Chile tiene su origen en el mundo del trabajo”

La directiva de la CUT, encabezada por su presidenta, Bárbara Figueroa, se reunió con el presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Ricardo Ezzati, y dio a conocer el documento con las bases programáticas de los trabajadores de cara al debate presidencial que se dará durante 2013.

“Las desigualdades de Chile tienen su origen en el mundo del trabajo: El desafío de los chilenos es superarla”, es el documento en el que la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), ha elaborado para definir las principales prioridades que el mundo del trabajo debe afrontar y que la Central pretende instalar y difundir de cara a 2013, año de elecciones presidenciales.

El texto fue dado a conocer en la visita a Monseñor Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago y Presidente de la Conferencia Episcopal, quien recibió a una comitiva de la CUT conformada por su presidenta, Bárbara Figueroa, el vicepresidente Nolberto Díaz, el secretario general, Arturo Martínez, la vicepresidenta de la Mujer, Ángela Rifo y el tesorero, Víctor Ulloa.

Aunque el texto tiene carácter preliminar, dado que estará a disposición de otros actores sociales con el fin de robustecer la propuesta, establece que el centro de las desigualdades que golpean transversalmente a la ciudadanía se generan en las fuentes laborales. “Durante décadas nuestro país ha trabajado y ha bregado por superar la pobreza, pero eso se ha traducido en trabajadores empobrecidos, en condiciones laborales cada vez más precarias, sin derechos básicos garantizados y sin atención especial por parte del Estado”, explicó la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa.

Así, el texto plantea que la “precarización del empleo lleva a que el 70% de los pobres, teniendo trabajo, no salgan de su condición, la inestabilidad laboral que se acrecienta, teniendo el 71% de los contratos de trabajo que no llegan a los 11 meses, una brecha salarial con un salario máximo que es 102 veces más que un salario mínimo, remuneraciones entre hombres  y mujeres con diferencias que  alcanzan el 31 por ciento, y 1,5 millones de trabajadores independientes sin protección social.”
“Luego de 20 años de transición, queda claro que la concentración del  poder económico ha generado una relación cómplice con el poder político, lo que ha permitido el control de los grandes grupos económicos sobre las comunicaciones que impide que se exprese la opinión de los sectores críticos”, expresa el documento de la multisindical.

Reforma tributaria, no más AFP y nueva normativa laboral
El documento aborda la necesidad de avanzar en tres puntos fundamentales para los trabajadores y la ciudadanía en general. El primero de ellos se refiere a que debe existir la voluntad para realizar una fuerte revisión del sistema de pensiones y terminar con el actual sistema de las AFP. Figueroa argumentó que sería imposible superar las desigualdades sociales si  “quienes han dado su vida al trabajo terminan recibiendo pensiones menores al sueldo mínimo, cuyo promedio es menor a 180 mil pesos”.

“Exigimos la inmediata discusión del cambio en la arquitectura del sistema, relacionado con la propiedad, la gestión, la inversión y el tipo de pensión al que accederá el trabajador  una vez que termine su vida activa laboral”, especifica el texto.

El segundo aspecto apunta a la realización de una “real reforma tributaria, la que genere los recursos que el país necesita para invertir en áreas tan vitales para mejorar la calidad de vida como educación, salud, vivienda y otros”, dijo la Presidenta.

La tercera plantea la exigencia de la Central por terminar con el actual Código del Trabajo, y pide “la formulación de una nueva normativa que considere la opinión de los trabajadores y que asegure como cuestión principal todos aquellos aspectos que fortalezcan la negociación colectiva y la sindicalización.”

Emplazamiento a candidatos
Para la CUT es fundamental que estos temas sean discutidos por los actores sociales y por quienes pretenden la conducción del país, y en el documento se manifiesta la preocupación que existe por que se centre como prioridades “las deslegitimadas encuestas y los posicionamientos personales por sobre las propuestas que interpreten a las victimas de estas profundas desigualdades. Esta lógica sólo nos llevará a una mayor deslegitimación de la institucionalidad nacional.”

En este sentido, Bárbara Figueroa expresó que se iniciarán una ronda de citas para discutir estos temas con distintos actores sociales y también con los candidatos presidenciales: “Hemos querido conversar con la Iglesia por el lanzamiento en septiembre de su Carta Pastoral, con la cuál existen grandes coincidencias, y seguiremos con los actores sociales e incluso con los candidatos presidenciales para emplazarlos y se puedan pronunciar respecto de los puntos que nosotros aquí planteamos”.

“En la actual coyuntura de discusión presidencial, Chile requiere un debate sobre estos temas y para ello se requiere trabajar un programa que represente las necesidades de las grandes mayorías de chilenos”, dice el documento.

Figueroa finalizó invitando a todas las fuerzas vivas de la sociedad a sumarse a las peticiones planteadas en el texto, con el fin de que “no sea sólo un tema del mundo del trabajo, sino algo que asumamos como país. Si aprovechamos esta oportunidad histórica que nos da un Chile que ha cambiado, podremos avanzar no sólo en desarrollo y crecimiento económico, sino que también en justicia social.”

Ver Documento: Las desigualdades de Chile tiene su origen en el mundo del trabajo

Ingresar comentario