Reseña

La presente reseña a manera de crónica de la gloriosa Unión de Empleados Municipales de Viña del Mar, justamente hoy a mas de setenta años de su fundación, cuya reforma de estatutos adecuados a la ley 19.296 se efectúo el año 1996 pasando a denominarse en lo sucesivo: Asociación de Funcionarios Municipales de Viña del Mar. Institución que un día 12 de abril de 1939, un selecto grupo de empleados, jefes de servicios y funcionarios visionarios, dieron vida e inicio, a lo que, en el tiempo se transformaría en el ente gremial más importante de Viña del Mar, siendo su impronta y valores mas preciados, desde aquella lejana época hasta hoy:

– Procurar el bienestar de sus asociados.
– Solidaria de los especiales intereses de sus socios.
– Propender al fomento de espíritu de compañerismo.
– Organizar servicios médicos y dentales para la asistencia social de sus socios y socias.
– Garantizar estabilidad del empleo.

Novedosas ideas que a través del tiempo, con numerosas directivas, se plasmaron hasta ubicarnos hoy, como el gremio mayoritario mejor consolidado en el ámbito sindical. Han de saber ustedes que nuestra asociación ha tenido el privilegio de contar entre sus asociados con grandes líderes y personalidades de nuestro municipio a saber:

Grandes e idóneos profesionales, artistas, educadores, técnicos, peritos e intachables funcionarios, hombres y mujeres, que han aportado siempre con su entrega y prestancia, al engrandecimiento de la loable labor gremial-social de AFUMIVI.

Como no recordar a esos forjadores Viñamarinos que dieron vida, también, a la asociación nacional de los funcionarios municipales de la República, en que Viña del Mar, aportaba la aguerrida sapiencia sindical a los directorios de antaño, incluso desempeñando labores por años en la conserjería de la caja de previsión y retiro de los empleados municipales de la República.

Ellos nos dejaron un gran legado que hoy debemos cumplir, y por ello hoy decimos con mucho conocimiento de causa : no es fácil ser dirigente, la historia nos recuerda que los hombres y mujeres llevamos una existencia anónima y lo mas probable es que no haya reconocimiento en nuestro honor, que lo que hacen y hacemos esta lleno de sinsabores, mucha entrega, mucho sacrificio, de comentarios adversos que solamente se salvan con entrega social y humana en el fascinante mundo gremial y sobre todo, conociendo muy bien a los trabajadores municipales, con sus grandezas y no pocas virtudes. Es por ello, creo… hoy, nosotros hemos sabido consolidar gracias a todos los asociados de lujo de nuestra AFUMUVI, a aquellos que aportan su intelectualidad, su trabajo, ya sea en comisiones, o bien, como delegados de los diferentes departamentos municipales que instan a que se realicen acciones gremiales, al grupo de mamas y papas del jardín, siempre preocupados de lo que alguna vez fue una conquista social. Esos socios y socias que realizan acciones y eventos para ir en ayuda solidaria de los demás, tanto para socios o hijos en dificultades, en fin tanto trabajo anónimo con extraordinaria entrega que capitaliza la dirigencia. Aquí, como no mencionar y recordar a nuestras dirigentes mujeres que con valentía y entereza, a fuerza de sacrificio entregaron y entregan lo mejor de si, en bien de nuestra asociación, todos estos hitos quedaron impregnados en nuestras dirigencias, que desde el año 1939, han quedado marcadas como hitos escritos con tinta indeleble, fechas felices e ingratas, transcurriendo los años en que pasaron grandes personalidades en nuestro ámbito gremial-sindical y que hoy sin nombres, les recordamos:

Los años treinta: En nuestro gremio se consolida el sueño de los funcionarios municipales de viña del mar, fundando la unión de empleados el 12 de abril de 1939. Señera en el campo gremial sindical.

Los años cuarenta: En lo gremial se desarrolla con grandes conquistas sociales, y en la década hay un acontecimiento sindical importantísimo, aquí se gesta una particular historia, pues el 15 de diciembre de 1946, en nuestra ciudad jardín, gran balneario de la época, nace la confederación nacional de funcionarios municipales de la republica ASEMUCH a la cual dirigentes viñamarinos le dan su impronta basada en las conquistas sociales.

Los años cincuenta: Se desarrolla con grandes honores en el mundo deportivo en general, en especial, la natación.
En el campo gremial, se pone énfasis en lo social.

Los años sesenta: Cobra importancia nuestra oficina de la incipiente medicina curativa, con beneficios complementarios ex–SERMENA, ya se proyectaba como bienestar del personal, además, se inicia la consolidación de la conserjería de la caja de retiro y previsión de los empleados municipales de la republica, en que la dirigencia local asume responsabilidades como miembro activo realizando acciones sociales en bien de todos los trabajadores. Además, desarrollan una labor visionaria como fue la construcción de viviendas en población Mackenna para los empleados municipales.

Los ingratos años setenta y ochenta: Con un largo paréntesis inhumano, en que se coartaron las libertades sindicales.
Pero, nuestra gloriosa UNEMUS-AFUMUVI, jamás desapareció, gracias a un puñado de dirigentes y noveles asambleistas que hacían sus armas como delegados de departamentos. Allí surgen con fuerza y no poca valentía, se expresaban en las reuniones que realizaba la dirigencia, hoy esos jóvenes de entonces, se han integrado a los diferentes directorios democráticos con las primeras mayorías de votos. Lo demás, es historia ya sabida por nuestros congéneres.

Los años noventa: Otra vez, Viña del Mar, UNEMUS-AFUMUVI, da una luz de esperanza al mundo sindical y escúchese bien… fuimos la primera asociación gremial de funcionarios municipales que tuvo su elección democrática en chile. Si en Chile. Este ejemplo sirvió para que pasado un tiempo, se democratizara la directiva nacional, en que modestamente, Viña no quiso aportar hasta cinco futuros dirigentes, teniendo la oportunidad de hacerlo, muchos de nuestros asociados lo saben, siempre privilegiamos la democracia, elegir y ser elegido, sin componendas de especie alguna.

Bien, hasta aquí hemos recordado algunos importantes hitos y adrede no hemos nombrado hombres y mujeres con nombres y apellidos, porque en verdad nuestra historia gremial esta llena de nombres que sobresalen, y podíamos dejar alguno fuera de tan larga lista, pero, nobleza obliga, hay cinco personalidades que hoy no están con nosotros, que nos marcaron y en lo personal debo manifestar un rasgo peculiar de cada uno de ellos:

Luis Concha Arenas: Don Lucho, viejo dirigente que estaba al servicio del trabajador municipal con problemas, justo para solucionar cualquier situación, con llegada a las altas autoridades.

Juan Carvajal Quiñones: El guatón, nuestro bonachón presidente, antepuso siempre lo gremial ante lo político, nos consta, siempre con un don de gente buena inapreciable. El lideró un sueño, nuestra planta municipal que nace al interior de la asociación, con sus equipos técnicos que siempre han asesorado a nuestro gremio mayoritario.

Fernando Silva Arancibia: El Ferni, siempre privilegio la amistad. La palabra ante la fuerza. Pero aquello que mas nos impresiono al trabajar juntos, fue su gran fuerza interior, que es vivir con fe y fiel a la palabra de Dios como un buen Cristiano.

Armando Barrientos Miranda: Buen hombre del sur, sencillo, con gran empatía con los trabajadores municipales, dirigente local, director de servicios, alcalde de Viña del Mar y gran Diputado. De la República, será recordado como un hombre bueno.

Carlos Coradines Jara: Don Carlos, siempre atento y siempre al servicio de los trabajadores municipales y su familia. Consejero de la caja, al mismo tiempo inicia la capacitación para futuros dirigentes. Siempre destacado como un hombre estudioso y esforzado con dotes de maestro.

Para ellos, grandes dirigentes nuestros y para aquellos anónimos como nosotros, desde aquí solicito una plegaria… porque están aquí… al recordarlos ahora.

Iván Arancibia Loyola

Powered by WordPress | Designed by: Best CD Rates | Thanks to dcreators, Las Vegas Condo High Rises and Conveyancing